HOLA ¿COMO ESTAIS?

Hola, soy Jorge del Nozal, un amante de la poesía como vosotros y me he decidido a crear este espacio para compartir mi afición y poder llegar con mi voz y mi palabra a todo el mundo.

Os invito a que disfrutéis y compartáis conmigo este sentimiento convertido en palabra y voz.

En el blog encontraréis una recopilación de mis mejores poesías además de poder escucharlas a viva voz recitadas por mí. También me animaré a recitar a los grandes poetas que me inspiraron así como cualquier material que considere interesante.


Por último, pongo mi voz al servicio de todo aquel que quiera ver transformados sus poemas en poesía recitada.

Espero que disfrutéis y os relajéis con los contenidos y os hagan olvidar, aunque solo sea por un breve momento, los problemas de la vida cotidiana.

Gracias por visitarme y por vuestra participación.


Jorge

Seguidores

martes, 12 de febrero de 2013

Más allá del amor


Foto Jorge del Nozal


Recita Jorge del Nozal


Más allá del amor

Apenas habían recorrido 200 metros desde la última parada, cuando Nick   -así le gustaba que le llamaran- con la voz entrecortada se dirigió a su compañera. Cariño, descansemos un momento. Sí, cuando tú quieras, ya te lo he dicho antes. Tú no te esfuerces, cuando lo necesites, paramos.
Nick y Amelia, eran una pareja atípica. El,  unos treinta y dos años, sobre 1,60 cm. de estatura, de tez pálida y surcada de arrugas gesticulares producidas por unos tics nerviosos que le provocaban sonrisas exageradas e irreales. De complexión delgada y con una melena negra y lacia que le cubría los hombros, y su peculiar forma de andar con una media cojera provocada posiblemente por continuos ataques de ciática.
Amelia, rondaba los cuarenta años y 1,85 cm. de estatura aproximadamente De tez morena y rasgos suaves y femeninos, sonrisa perenne pelo negro y corto y un cuerpo esbelto y bien formado.
Todos los días al salir del trabajo, en mí camino de vuelta a casa, me los encontraba caminando agarrados del brazo y siempre conversando.
El último mes, cada día que pasaba, notaba a Nick más desmejorado, sus pasos cada vez más lentos y pesados y su cara, mas deformada si cabe por los gestos de dolor. La continua sonrisa de Amelia sin embargo seguía indemne , algo que me extrañó.
Ya había pasado un año desde que  me fijé en ellos por primera vez. Últimamente, me situaba disimuladamente cerca de ellos -pues siempre llevaban la dirección de mi casa-, para intentar  escuchar algo y conocer un poco de su vida, me picaba la curiosidad. Pero de poco me enteraba, pues aunque hablaban bastante alto, mi prudencia no me dejaba acercarme lo suficiente. Escuchaba bastantes veces palabras cariñosas en su trato, y entremezcladas, otras no tan agradables, como: hospital, cáncer, dolor, angustia, desesperación, Dios… con estas palabras y sus consiguientes artículos, preposiciones, conjunciones etc. pude construirme un “edificio” posiblemente ficticio de sus vidas.
En unas de estas pequeñas escuchas, es cuando me entere de sus nombres y de la pequeña conversación que os he contado al principio.
El  día diez de Enero, tuve un sueño muy extraño, me desperté sobresaltado, Nick y Amelia reían y saltaban de nube en nube agarrados de la mano, extendían sus brazos a modo de alas y como en el cuento de Peter Pan planeaban por la ciudad. De repente, sus brazos se partieron y cayeron al vacío. En ese punto me desperté.
 Hace ya quince días que no veo a la extraña pareja, pienso en ellos constantemente, les busco en mi camino e imagino que su posible historia de amor haya terminado. El viernes día ocho de Febrero, cuando salía del trabajo, una voz femenina me sorprendió por la espalda, “ oiga, señor, señor”. Me di la vuelta y me encontré con la hermosa y triste cara de Amelia. “Nick ya no está con nosotros, pensé que le gustaría saberlo”. Por un momento sentí vergüenza por ser descubierto, pero en el fondo, agradecí y sentí su comunicación. Y ahora ¿Qué vas a hacer? le pregunte.
Seguiré con mi trabajo, aunque no termino de acostumbrarme, pues la tristeza acaba por invadirme. Siempre habrá personas que sufren y que merecen ser felices su último año de vida.
Mientras recapacitaba estas últimas palabras, un haz de luz deslumbrante, invadió ese momento y la mujer se esfumó ante mis ojos.

20 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Qué historia tan triste y tan bella a la vez. El título lo encierra todo. "Más allá del amor " es un canto a la vida.un mimo al alma. Cuánta entereza la de Amelia. Qué fuerza.Son seres luminosos. Como soy llorona se me escaparon algunas lágrimas al escucharte.¿Te felicito ! Un texto precioso ! besos de luz.

Jorge del Nozal dijo...

Hola amigos, después de una temporada
sin pasarme por la blogosfera, por motivos laborales, vuelvo con este relato que me inspiró una pareja que veía todos los días al salir del trabajo. Espero que os guste.Poco a poco iré visitando vuestros blogs.
Un abrazo.

estrella dijo...

Jorgeeee!!!!
Qué alegría me da verte!!!!!
Bueno si es por trabajo entonces me alegro, jajaja!!!
Relatas una historia increíble llena de cariño, generosidad, compromiso...y tu voz desgrana esos momentos de la pareja, que no habríamos escuchado, de no ser por ti.
Hay personas que por su bondad merecen ser felices...y las personas que se dedican con tanto amor a ellas, también!!!

Me alegro muchísimo de verte, querido amigo, qué bien lo has relatado!!!!!!
Un enorme abrazo y...continúa trabajando, pero sin olvidarte de escribir,eh!!!!!

Anna Jorba Ricart dijo...

De nuevo nos regalas tu voz en este relato triste pero bello.
Me alegro de que reinicies tu actividad bloguera.
Saludos.

MAJECARMU dijo...

Jorge,bienvenido de nuevo,amigo.
Mientras leía y te escuchaba el relato,me preguntaba si sería verdad,ya veo que si era verdad...
Aunque la historia es triste es muy hermosa y nos muestra,que hay personas de gran corazón y buenas noticias,que merece la pena escuchar porque nos alientan en este momento de crisis y confusión...
Lo has descrito de maravilla y tu sueño premonitorio se adelantó en el tiempo...Eres una persona sensible,que vives cada instante y miras a las personas que te rodean,compañero...Es lógico por esa sensibilidad,que te caracteriza.
Me ha encantado el relato y tu voz dando cuerpo y realismo a la historia...Muy emotivo,Jorge.
Mi felicitación y mi abrazo grande.
M.Jesús

ion-laos dijo...

Me alegra mucho tu vuelta y espero que todo te vaya bien.

Lo de Amelia parece amor incondicional, que eso no es un sentimiento, es una cualidad que se lleva dentro.

Besos Jorge.

Ame dijo...

Sabían de la situación de Nicky y aún así hicieron lo posible por estar felices hasta el final

"Mientras recapacitaba estas últimas palabras, un haz de luz deslumbrante, invadió ese momento y la mujer se esfumó ante mis ojos"

Es hermoso, ya te extrañaba

Besos Jorge

Narci M. Ventanas dijo...

Bienvuelto, Jorge, se te echaba de menos. Además has regresado por la puerta grande con un impresionante relato, triste y bello, conmovedor y didáctico. Todos deberíamos tomar ejemplo de Amelia, y dedicar parte de nuestra vida y nuestro tiempo a hacer felices a otros, sin embargo, somos tan egoístas que empleamos cada minuto a perseguir nuestra propia felicidad, y a veces no llegamos a encontrarla precisamente porque la verdadera felicidad está más allá de nuestro ego.

Besos

niebla dijo...

Me alegra tu vuelta, tu voz...que me
alegra o entristece... según lo que cuentes...pero siempre me hace vibrar...
¡¡Que historia mas bonita¡¡¡
Un fuerte abrazo.

Laura dijo...

Buenas tardes jorge, he de suponer que la historia surge de la pareja que veías pero ninguna mujer se te esfumó ante los ojos. ;)

¿Sabes?, tu forma de contarlo me ha hecho verles también a mí y te felicito por tus letras, por lo que tiene de melancólico, bello y dulce.

Como siempre, un placer pasarme por tu casa. Un abrazo.

fer dijo...

primero pense,se le ha ido la olla,luego segui pensando,luego escuche la historia,luego vi una historia alegre,luego triste,al final me quede pensando.. y pensando.. y dije ...que guay.

HERMANITO.....matricula de honor.
ME HA ENCANTADO

Marinel dijo...

Una conmovedora historia,donde hasta el final es algo mágico.
Al amor no le importan los rasgos físicos,le importa el sentimiento interno que lo gobierna.
Y si es del bueno,lo es hasta el más allá...
De verdad que me ha encantado.
Besos.

Mos dijo...

Bienvenida tu vuelta, Jorge.
Nos sorprendes con una historia de amor sublime. Igual que tu voz que nos traspasa y nos hace sentir más la historia en sí.
Hay personas que lo dan todo, que están para hacer el bien, dar amor y hacer la vida más cordial a los necesitados de cariño.
Como bien te dicen, es triste y bella a la vez.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Adriana Alba dijo...

Que alegrìa volver a leerte y escucharte Jorge.
El misterio del Amor, tan hermosamente relatado, son esos milagros cotidianos que nos hacen seguir en el camino.
un fuerte abrazo querido Duende Poeta.

Adriana Alba dijo...

Una alegrìa tambièn, encontrar a M.del Carmen Nazer, una dulzura de persona y una amiga y poeta luminosa.
Besos muchos.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Qué alegría que hayas vuelto!.
Preciosa y triste historia de amor.
El amor no entiende de razones, ni de límites por eso es amor.
Un abrazo.

María dijo...

Se te extrañaba, amigo Jorge, me alegra saber que sigues entre nosotros, espero que te encuentres bien y que tu ausencia no haya sido por nada malo.

El amor es generosidad, es compartir, es entrega, es generosidad, sin esperar nada a cambio.

Un beso.

Teresa dijo...

Hola Jorge.

Es una historia de amor hermosa la que nos dejas, y doblemente triste por ser real.

La foto es preciosa.
Un beso enorme y un abrazo.

fus dijo...

Antes de nada bienvenido y que buena historia nos trae hoy. Enhorabuena

un abrazo

fus

Jorge del Nozal dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, os merecéis lo mejor.
Un fuerte abrazo.