HOLA ¿COMO ESTAIS?

Hola, soy Jorge del Nozal, un amante de la poesía como vosotros y me he decidido a crear este espacio para compartir mi afición y poder llegar con mi voz y mi palabra a todo el mundo.

Os invito a que disfrutéis y compartáis conmigo este sentimiento convertido en palabra y voz.

En el blog encontraréis una recopilación de mis mejores poesías además de poder escucharlas a viva voz recitadas por mí. También me animaré a recitar a los grandes poetas que me inspiraron así como cualquier material que considere interesante.


Por último, pongo mi voz al servicio de todo aquel que quiera ver transformados sus poemas en poesía recitada.

Espero que disfrutéis y os relajéis con los contenidos y os hagan olvidar, aunque solo sea por un breve momento, los problemas de la vida cotidiana.

Gracias por visitarme y por vuestra participación.


Jorge

Seguidores

sábado, 10 de marzo de 2012

Poema 38: Hoy a muerto un minero (Jorge del Nozal)

Oleo de Jorge del Nozal


Recita Jorge del Nozal


HOY HA MUERTO UN MINERO


Hoy ha muerto un minero,

el  carbón se lo ha comido,

masticando muy despacio

cada trozo de pulmón,

ensalivando el  bocado

con agua, sílice y llanto.

Pues los dientes de la mina,

no se sienten en el tajo.

Es con el paso del tiempo

cuando se ve su trabajo.

El minero sube,  baja,

Corre,  salta, ríe, llora…

Mira con odio la piedra

y la golpea con rabia.

Saltan fragmentos de vida

amalgamados al polvo.

El carbón le mira y ríe;

No tiene prisa,

quiere comer otro poco,

con bocados diminutos,

para que no se entere el hombre

que esta comiendo su vida

despacio…, como un veneno.

Cuando sale de la mina

se bebe todo el recuerdo,

porque cree que al hacerlo,

la vida empieza de nuevo.

Pero al despertar el día,

la muerte sigue esperando;

tiene hambre de la noche

y desayuna despacio.

Día tras día mastica

los pulmones del minero,

sin prisa y ensalivando

para que no se entere el resto.

Pero un día el cuerpo muere.

Se ha acabado el alimento;

El minero yace inerte

con los pulmones resecos.

El carbón le mira y ríe

Y va en busca de otro cuerpo.


15 comentarios:

niebla dijo...

Que duro¡ Que fuerte¡Que real¡
Que triste...¡
Parece que oyéndote el carbón muerde con saña muchos pulmones indefensos...
Un abrazo.

andré de ártabro dijo...

Si eso tiene la mina , la sílice en los pulmones y la silicosis está desde el primer día como una sombra, si no te mata antes un costero , pero en la mina hay trabajo , amor y hermandad , atrae y es bueno dejarse querer por la mina; pero no dejarse abrazar.
Tu voz , ha llenado el poema de realismo.
Un abrazo.

estrella dijo...

Hola Jorge!!

Impresiona tu pintura,tu voz,tus palabras,en la vida del minero todo es oscuridad,es su trabajo,pero qué duro tiene que ser dejarse la vida misma,cada vez que baja.

Gracias Jorge por tu poesía.
Y gracias por venir a verme.

Un abrazo!!

Marinel dijo...

Ufff,es trágico y sublime al mismo tiempo escuchar y leer tu poesía.
Un beso.

Volarela (Maite Sánchez Romero) dijo...

Tu pintura es negra, son los pasos del que camina hacia la muerte. Expresa muy bien el poema, duro y real.
Los mineros deben de tenerte en un altar :)

Besos

Mos dijo...

A pesar de la dureza del poema escuchar tu voz, amigo Jorge, es muy gratificante. Gratificante porque humanizas la tristeza y la desgracia de ser minero. Cuando digo desgracia me refiero a que nadie baja a la mina por gusto; más bien por necesidad, porque hay que comer, porque hay una familia que sustentar. Y el carbón no entiende de sentimientos, claro que no. Esos sentimientos que tú has puesto en tu voz haciéndonos sentir en nuestra piel toda la dureza y la pena de saber de la muerte lenta de los mineros.
El lienzo que precede ya te "guía" a la oscuridad maligna de la mina que devora tantas vidas.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Nuria Miademia dijo...

Muy bien detallado la vida de un minero,asi es...
Que gran ímpetu le has dado a todo ello,se ha dejado sentir muy profundamente.Jorge un gran beso,guapo.

Teresa dijo...

¡Qué cruda realidad! Es la mina la devoradora y caro pagan los mineros la incursión en sus entrañas.

Un gran poema Jorge. El óleo y tu voz nos llevan al fondo de ese dolor.

Besos.

Felicidad Batista dijo...

Jorge, la voracidad de la mina que invencible como Saturno devora a sus hijos de las entrañas. Sin piedad, sin vacilación.
Tu poema excava en las profundidades del trabajo duro, compartido, exterminador.
Dolor no exento de belleza que rezuman los versos y se expande como una deflagración de sentimientos por tu voz.
Un placer leerte y escucharte.
Abrazos

Lola dijo...

Hola Jorge, una entrada durísima, aunque más de una vez hayamos oído hablar de una muerte así, y cualquier muerte es dura pero la de los mineros más aun.
Me ha impresionado oírtelo. Un abrazo.

Endless Love dijo...

Describes magistralmente la lucha diaria del minero, su fuerza y resistencia para terminar vencido, acabado. Nos vas transmitiendo la potencia, la pasión, el dolor con la intensidad puesta en cada palabra.
Como siempre un placer escucharte, se vive cada verso recitado.
Un abrazo Jorge.

mardelibertad dijo...

Triste y la vida misma de un minero, al cual das vida con tu voz...
Un abrazo

Jorge del Nozal dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios.
Esta poesía, es un poco dura, pero así es la mina en muchas ocasiones.
Aunque también se crean lazos de unión entre la tierra y los mineros
difíciles de separar.
Como decía Andre, tiene una parte de atracción que algún día contare.
Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

desnudas la realidad que pasó y que sigue pasando en tantos pirquenes
gracias por esa sencibilidad social
ellos apenas alcanzan estudios y su vida es dura al filo de la muerte

besitos y lyz

Jorge Toro Salazar dijo...

Un gran poema!!

Crudo pero certero. Tu voz le da la cadencia perfecta para magnificar el mensaje.

Felicidades.