HOLA ¿COMO ESTAIS?

Hola, soy Jorge del Nozal, un amante de la poesía como vosotros y me he decidido a crear este espacio para compartir mi afición y poder llegar con mi voz y mi palabra a todo el mundo.

Os invito a que disfrutéis y compartáis conmigo este sentimiento convertido en palabra y voz.

En el blog encontraréis una recopilación de mis mejores poesías además de poder escucharlas a viva voz recitadas por mí. También me animaré a recitar a los grandes poetas que me inspiraron así como cualquier material que considere interesante.


Por último, pongo mi voz al servicio de todo aquel que quiera ver transformados sus poemas en poesía recitada.

Espero que disfrutéis y os relajéis con los contenidos y os hagan olvidar, aunque solo sea por un breve momento, los problemas de la vida cotidiana.

Gracias por visitarme y por vuestra participación.


Jorge

Seguidores

jueves, 17 de enero de 2013

Escribiendo: (Jorge del Nozal)




Oleo de Jorge del Nozal


Recita Jorge del Nozal



ESCRIBIENDO

No puedo estremecerme mientras pienso,

no debo sentir ansiedad,

tengo que estar entero,

sin emociones que enturbien mi mente.

Tengo que plasmar un sentimiento, sin sentir.

¿Cómo describir este momento?

Es intenso, fuerte, atronador.

¡No puedo!.

¡Estoy sintiendo!.

Quiero que sea puro,

limpio, sin sentimiento.

Lucho por conseguirlo,

estrujo mi mente y no fluye,

solo retrasa el momento.

Siento rabia, pero…

¡Escucho el viento!.

Es el viento de mi alma,

con turbulencias y miedo.

Un miedo que me relaja,

que me calma y da sosiego.

Pero algo ocurre…

Las palabras, silenciosas

van saliendo desde dentro,

se deslizan por mi brazo

y graban en mi papel

todo lo que no siento..

Creo que lo he conseguido.

Mañana seguiré escribiendo.

lunes, 7 de enero de 2013

El minero y su vida: (Jorge del Nozal)



Detalle, acrílico de Jorge del Nozal


Recita Jorge del Nozal



EL MINERO Y SU VIDA

Sosteniendo entre los labios
un suspiro inacabado,
levantando la barrena
con un esfuerzo inhumano.
Empujando vagonetas
que resbalan por sus manos.
Tejiendo alientos de polvo,
con la saliva en sus labios.
Contando hasta los segundos
que le queda en el infierno.
No tiene miedo ni pena,
piensa que saldrá ileso.
Y otra vez que esto se cumple,
vuelve victorioso al pueblo
su vivir siempre es intenso.
Canta,  juega, ríe, bebe,
siente cada momento.
Respira y vive despierto,
disfruta de la familia,
cuenta anécdotas y cuentos.
Nunca está solo un minero.
Tiene amigos que le abrigan
y le dan siempre consuelo,
porque mañana en la mina,
su vida no tendrá dueño.
Sera de todos los hombres
que trabajando en el pozo,
respiran el mismo sueño.

                              Jorge.